Qué es un hosting web y para que sirve

Si quieres tener tu propia página web debes saber que necesitas un hosting, es decir, el espacio en Internet donde se almacenará el sitio.

Junto con el dominio, el hosting es un elemento clave de todo proyecto web y debido a su importancia debes estar bien informado sobre él. Por eso, en este artículo te explicamos todos los detalles sobre el alojamiento web para que así estés preparado para seleccionar el mejor hosting de México en este caso.

Dominio que es

Qué es el hosting

El hosting (en español hospedaje o alojamiento) es el espacio en el que se almacena una página web para que esté en línea y pueda accederse a ella a través de un navegador web.

La web estará alojada en un servidor, un ordenador potente con las prestaciones necesarias para poder almacenar múltiples sitios web.

Aunque el uso generalizo del hosting es el de páginas web, lo cierto es que sirve para almacenar cualquier otro tipo de contenido que puede ser descargado, por ejemplo música, imágenes, vídeos, libros…

Por qué contratar un hosting

En teoría, es posible almacenar un sitio web desde tu ordenador personal, pero esto es una mala idea.

Por ejemplo, necesitarás conocimientos técnicos para configurar tu equipo de tal manera que funcione como un servidor, además, deberás dejarlo encendido y conectado a Internet todo el tiempo.

Aunque no tengas problemas es hacer esas dos cosas, existe un inconveniente mayor: si muchas personas comienzan a acceder a tu sitio web, tu ordenador y tu conexión colapsarán y la página dejará de funcionar.

Por lo tanto, lo más acertado sin duda es contratar el hospedaje para tu web con una empresa proveedora de hosting pues tiene todo lo que se necesita para que los sitios alojados estén siempre en línea: hardware y software adecuado, conexión a Internet potente y el capital para realizar el mantenimiento a su plataforma.

Tipos de hosting

De acuerdo al tipo de proyecto que quieras poner en línea puedes elegir entre los diversos tipos de hosting que existen en el mercado. Los más importantes son los que ahora te describimos.

Hosting compartido

Al contratar un plan de hosting compartido compartirás los recursos del servidor con otras personas.

Con esto no estamos diciendo que esas otras personas puedan acceder a tu panel de control o acceder a tu espacio, sino que todos los sitios que están alojados en el servidor harán uso del mismo procesador, memoria, espacio en disco y ancho de banda.

Por su filosofía, el alojamiento compartido es económico y es ideal para todo tipo de sitio web, desde los que comienzan hasta los que ya tienen tiempo en la red y cuentan con gran cantidad de visitas.

Servidor Dedicado

En este tipo de alojamiento se ofrece a cada cliente un servidor exclusivo para su sitio web, por lo tanto todos los recursos del mismo serán usados por la página en cuestión.

El hosting dedicado es recomendado para proyectos muy grandes y con una amplia cantidad de visitas, pues son sitios que necesitan tener todos los recursos a su disposición para dar respuesta inmediata a cada uno de sus miles y miles de visitantes diarios.

A diferencia del compartido, los planes de alojamiento dedicado son por lo general costosos, por lo que lo usan solo quienes verdaderamente lo necesitan y tienen el presupuesto suficiente para pagarlo.

VPS – Servidor Privado Virtual

El VPS es un tipo de hospedaje web en el que tendrás un servidor dedicado de carácter virtual.

Precisamente el hecho de que sea virtual es su gran ventaja, debido a que aunque puedes comprar tu plan por primera vez con unas características específicas, justo en el momento en que lo requieras podrás aumentar la cantidad de recursos para tu web, es decir, el tamaño de disco duro, la memoria, el número de base de datos… Si quieres saber más al respecto, aquí te mostramos los mejores VPS de México.

Cloud Hosting – Almacenamiento en la nube

En el Cloud Hosting todos los recursos que se necesitan para mostrar el contenido de tu web se ejecutan desde la nube.

Pero no solo se diferencia en eso de otros tipos de hosting, sino también en el precio. En el almacenamiento en la nube pagarás únicamente por los recursos que uses hasta el momento de la facturación. Así que es recomendado para sitios web con número de visitas irregulares.

Alojamiento especializado para CMS

Aunque en un alojamiento compartido puedes almacenar cualquier tipo de web, las empresas de hosting ofrecen planes especiales para distintos gestores de contenido (CMS), entre los que están Wordpress, Joomla, PrestaShop y otros.

Al contratar este tipo de hospedaje contarás con soporte profesional para gestionar tu web de manera óptima, podrás instalar la última versión de tu CMS en pocos pasos, tendrás a tu disposición plantillas para crear tu sitio desde cero y tu sitio cargará más rápido, por mencionarte solo algunas de sus ventajas.

Hosting Business

Se trata de otro tipo de hosting especial y a diferencia de los demás es menos usado. En pocas palabras, el Business es un todo en uno, es sencillo de usar (como el compartido), ofrece recursos exclusivos (como el dedicado) y tiene un excelente rendimiento (como el VPS).

Hosting Reseller

Los proveedores de hosting permiten la reventa de alojamiento por parte de particulares.

En este caso comprarás a la empresa un plan que te permita ofrecer a otras personas su espacio en la web, crearás los paquetes y definirás su precio.  Mientras que la empresa será la encargada de realizar mantenimiento al servidor y brindar soporte a los clientes.

¿Hosting gratuito o de pago?

Si quieres tener presencia en Internet pero no tienes cómo pagar un plan de alojamiento y tu proyecto no es profesional, o si quieres hacer pruebas antes de lanzar tu proyecto, puedes hacer uso del hosting gratuito ofrecido por muchas empresas de Internet. 

No obstante, aclaramos que el alojamiento gratuito tiene claras desventajas, por ejemplo, no es muy seguro, la velocidad de carga de tu web se verá afectada para mal, puedes perder tu sitio si la empresa decide darla de baja sin explicaciones, no soportará miles de visitas diarias e incluye publicidad.

Pero si aún quieres experimentar con algo que no te cueste dinero, puedes probar con alguno de estos hosting gratuitos que hemos seleccionado.

Ahora bien, si tu web es profesional, quieres ganar dinero con ella, crecer y tener miles de visitas, ni se te ocurra decidirte por un hosting gratuito de ninguna empresa, lo mejor es sin duda comprar un alojamiento a alguna empresa reconocida, por ejemplo:

Cómo elegir el hosting adecuado

Para elegir el tipo y plan de hospedaje que más te convenga, debes en primer lugar analizar tu sitio web y en segundo lugar pensar en el presupuesto del que dispones. Una vez tengas esto claro, podrás comparar los planes ofrecidos por las distintas empresas hasta encontrar el tuyo.

Es importante que tengas en cuenta los siguientes factores antes de hacer tu elección:

Discos duros SSD

En el disco duro se almacena tu página web y todo su contenido así que el espacio del que dispongas debe ser lo suficientemente grande para albergar tanto la página como la base de datos que necesite la misma.

Actualmente, la tendencia de las empresas de hosting es usar discos SSD que permiten que una web cargue mucho más rápido.

Base de datos

Si tu página web es dinámica requerirá por lo menos una base de datos, así que el alojamiento que escojas debe permitirte tenerla.

Más concretamente, la cantidad de base de datos que incluya determinado paquete determina el número de sitios web que puedes tener en un mismo servidor.

Por lo general, las empresas de alojamiento web soportan bases de datos MySQL, precisamente el tipo que necesitarás para instalar un CMS como WordPress.

FTP

El File Transfer Protocol o transferencia de archivos vía FTP permite subir y descargar ficheros hacia y desde tu página web. La mayoría de los planes de hosting actuales incluyen FTP gratis.

Certificado SSL

Para que un sitio sea seguro, entran en juego varios factores y uno de esos es que cuente con un certificado de seguridad SSL. Por eso, el hospedaje por el que te decidas debería darte la posibilidad de tenerlo, incluso sin pagar nada.

Panel de control

El panel de control es la interfaz desde la que puedes administrar y configurar tu web. Desde él puedes por ejemplo: crear subdominios usuarios, bases de datos, cuentas de correo electrónico, instalar aplicaciones y otras tareas.

Uptime

Este término hace alusión al tiempo en el que estará en línea tu web. Un buen hosting es aquel que te garantice un uptime mínimo de entre 99.5 a 99.9%.

Tráfico mensual

El tráfico mensual es muy importante porque de él depende la cantidad de datos que pueden ser enviados a los visitantes de una web.

Soporte técnico

Una buena empresa de hosting no solo ofrece buenos planes y precios, también cuenta con un equipo de soporte técnico profesional que pueda dar respuesta a problemas relacionados con el hospedaje web.

Cuando hablamos de un buen soporte queremos decir que este responda a cualquier hora, tenga varios canales de comunicación y esté disponible en un idioma que dominas a la perfección.

Para aprender más, echa un vistazo a todo nuestro diccionario.