Qué es IP

Qué es una dirección IP y qué tipos existen

Cuando te conectas a internet lo haces a través de la dirección IP de tu equipo, un dato que aunque es sumamente importante, la mayoría de los usuarios desconoce. Pero ¿qué es esta dirección?, ¿para que se usa?, ¿qué tipos existen? Encuentra las respuestas a continuación.

Qué es IP

Qué es una dirección IP

IP (siglas correspondientes a Internet Protocol), es un protocolo de comunicación encargado de asignar a cada ordenador o dispositivo que se conecta a internet, una dirección numérica única e irrepetible que identifica al dispositivo en cuestión. Esos números es lo que se conoce como dirección IP.

Para comprenderlo mejor, pensemos en el número de teléfono asignado a un cliente de una operadora móvil, el número de documento de identidad de un ciudadano de un país o la matrícula de un automóvil. Todos estos datos son únicos y sirven como una forma identificación y diferenciación.

De la misma forma, la IP es el “nombre” que identifica tu dispositivo, sea este un ordenador, tableta, Smartphone o cualquier equipo que se conecta a una red.

La IP se compone de cuatro grupos de hasta tres números cada uno (en un rango que va de 0 a 255), separados por un punto. Por ejemplo 192.168.1.1.

Para qué sirve una dirección IP

Gracias a la dirección IP es posible registrar e identificar en la red a cada dispositivo que se conecta, de esta manera podrá enviar y recibir datos y podrá saberse qué peticiones realiza cada equipo para así dar la respuesta necesaria.

Las direcciones IP sin importantes porque incluso nos permiten navegar por una página web, ¿por qué lo decimos? Porque la dirección para acceder a un sitio web es precisamente una IP solo que para que no se nos haga muy difícil recordarla, se han creado dominios que sustituyen a dichas direcciones.

Así, cuando escribes en tu navegador favorito una dirección, el servidor donde está almacenado el sitio web, se comunica es con la IP a la que apunta dicha url.

Tipos de dirección IP

Existen dos tipos de dirección IP: las públicas y las privadas. Un equipo tiene una dirección de cada uno de estos tipos y estas serán siempre diferentes. Es decir, cuando el equipo esté conectado a una red doméstica lo hará con su IP privada, pero si intenta acceder a cualquier página web, será reconocido con la pública.

IP pública

Para que un ordenador pueda comunicarse con otro o conectarse a Internet, es obligatorio que posea una dirección IP pública, que es aquella que el proveedor de Internet (ISP) le asigna a cada dispositivo y mediante la cual será detectado en la red.

Las direcciones IP públicas se caracterizan por ser dinámicas, lo que nos indica que puede cambiar cada cierto tiempo o cuando se realiza determinada acción, como por ejemplo reiniciar el router o cada vez que conectas tu dispositivo a la red. Aunque también es posible encontrar direcciones IP públicas fijas o dinámicas en menor cantidad.

IP privada

Las direcciones IP privadas son utilizadas para identificar a cada dispositivo conectado a una red privada y no pueden ser accedidas desde Internet.

A diferencia de la pública, este tipo de IP es estática, en otras palabras, a cada dispositivo conectado a la red se le asigna una dirección fija que se mantiene inalterable sin importar las veces que el mismo dispositivo se conecte o desconecte a la red.

El mejor ejemplo de este tipo de IP es la que se asigna a los equipos conectados al wifi de una vivienda. En este tipo de redes se asigna a cada dispositivo una IP fija y diferente para evitar conflicto entre ellos y duplicidad de direcciones.

No obstante, no creas que tu IP privada es única en el mundo, solo es única en tu red. Esto quiere decir que el ordenador de uno de tus amigos que también tenga una red doméstica puede tener la misma dirección que tu tablet.

Rangos de direcciones IP privadas

De acuerdo al tipo de red, existen rangos establecidos de las IP privadas a asignarse, normalmente se emplean los de las clases A, B y C.

  • Clase A: Esta clase se usa exclusivamente para redes muy grandes, y el rango va desde 10.0.0.0 a 10.255.255.255.

    En una dirección IP de esta clase la primera sección de la dirección corresponde a la  identificación de la red, las tres secciones restantes sirven para identificar a los dispositivos conectados.
  • Clase B: Cuando se trata de una red de tamaño mediano se utiliza el rango desde 172.16.0.0 a 172.31.255.255.

    En la clase B, las dos primeras secciones de la IP identifican a la red y las últimas dos identifican a los dispositivos que estén conectados a dicha red.
  • Clase C: Las direcciones IP de la clase C son las más conocidas y populares pues son las que se emplean en pequeñas redes domésticas. Su rango va desde 192.168.0.0 a 192.168.255.255

    Para entender una dirección IP privada de clase C debes saber que las tres primeras partes de la misma identifican la red y la última parte al dispositivo conectado.

Direcciones IPV4 y direcciones IPV6

Las IPV4 (versión 4 del protocolo IP) son las direcciones asignadas desde 1981 a los equipos que se conectan a Internet. Esta versión permite crear 2^32 direcciones (4.294.967.296), pero debido a que cada vez son más los equipos conectados a internet, estas direcciones se han estado agotando, por lo que era necesaria una nueva forma de asignar las direcciones, la IPV6.

El protocolo IP versión 6, mejor conocido como IPV6, permite crear 2^128 direcciones, una cantidad muy amplia que tiene los cupos suficientes para todos los equipos electrónicos que se conecten a la red.

Y hasta aquí nuestra guía de qué es una IP y para que sirve. ¿Lo tienes ahora un poco más claro? consulta nuestro diccionario web para aprender un poco más.